Hans Lodeizen (1950)

lodeizen-1
Hans Lodeizen

lodeizen-2
Fragmento del poema 'je hebt me alleen gelaten...' en la Poëzieroute.

Hans Lodeizen (Naarden, 20 juli 1924 - Lausanne, 26 juli 1950) was een Nederlandse dichter, die al op 26-jarige leeftijd stierf. Niettemin verwierf hij zich een heel eigen plaats en had hij een vernieuwende invloed op de poëzie in het Nederlands taalgebied. Hij was de auteur van één bundel gedichten en een hoeveelheid nagelaten werk. Hij geldt min of meer als voorloper van de generatie van vijftig, een groep 'experimentele' dichters onder wie Lucebert, Hugo Claus en Gerrit Kouwenaar. Weliswaar vertoont Lodeizen een zekere verwantschap met deze naoorlogse dichters, maar bij lezing van zijn werk valt het eigen, persoonlijke karakter op. 'De gedichten van Hans Lodeizen, met hun sfeer van jong-zijn en kleurige feestelijkheden, lijken in hun luchtige elegantie een beetje boven de wereld te zweven. Ze zijn licht en onaards, maar toch zeer autobiografisch,' zo karakteriseert Peter Berger deze poëzie.

Zijn werk overleefde verschillende latere stromingen en bleef lang na de jaren vijftig bijzonder geliefd bij generaties jonge lezers, voor wie hij vaak de eerste dichter was met wie ze kennismaakten en in wie ze zich konden herkennen. Lodeizens enige bij zijn leven gepubliceerde bundel Het innerlijk behang (1950) werd tot aan 1990 vijftien keer herdrukt, wat op zichzelf al zijn immense populariteit weerspiegelt. In 1962 verschenen Lodeizens Gedichten als een meer uitgebreide verzameluitgave. Daar kwam later nog zijn Nagelaten werk bij, dat vijf keer werd herdrukt, alvorens in 1996 een definitieve, wetenschappelijke editie Verzamelde gedichten verscheen.

Hans Lodeizen (Naarden, 20 de julio de 1924 - Lausana, 26 de julio de 1950) fue un poeta neerlandés que falleció a la temprana edad de 26 años. Con todo, consiguió un lugar completamente propio y tuvo una influencia renovadora en la poesía del área neerlandófona. Fue autor de un único libro de poemas y de cierta cantidad de obra póstuma. Se le considera más o menos como un precedente de la generación de los cincuenta, un grupo de poetas ‘experimentales’ entre los que están Lucebert, Hugo Claus y Gerrit Kouwenaar. Si bien Lodeizen muestra cierto parentesco con estos poetas de la posguerra, al leer su obra llama la atención su carácter personal tan propio. 'Los poemas de Hans Lodeizen, con su atmósfera de juventud y sus coloridas celebraciones, en su elegancia ligera parecen flotar un poco sobre el mundo. Son ligeros y de otro mundo, y sin embargo muy autobiográficos,' así caracteriza Peter Berger esta poesía.

Su obra sobrevivió a distintas corrientes posteriores y ha seguido siendo mucho después de los años cincuenta especialmente apreciada por generaciones de jóvenes lectores, para los que a menudo era el primer poeta que conocían y en el que se podían reconocer. El único poemario publicado por Lodeizen en vida El tapiz interior  (1950) se reeditó quince veces hasta 1990, lo que refleja ya de por sí su inmensa popularidad. En 1962 apareció  Poemas de Lodeizen como una ampliación de sus obras completas. A ello se sumó más tarde su Obra póstuma, que fue reeditada cinco veces, antes de que en 1996 apareciera Poemas completos, una edición definitiva y científica.

Hans Lodeizen – ‘je hebt me alleen gelaten…’

je hebt me alleen gelaten... 

 
je hebt me
alleen gelaten
maar ik heb het je al vergeven

want ik weet dat je nog ergens bent
vannacht nog, toen ik door de stad
dwaalde, zag ik je silhouet in het glas
van een badkamer

en gisteren hoorde ik je in het bos lachen
zie je
, ik weet dat je er nog bent

laatst reed je me voorbij met vier
andere mensen in een oude auto
en ofschoon jij de enige was die
niet omkeek
, wist ik toch dat jij
de enige was die mij herkende de enige
die zonder mij niet kan leven

en ik heb geglimlacht

ik was zeker dat je me niet verlaten zou
morgen misschien zul je terugkomen
of anders overmorgen of wie weet wel nooit

maar je kunt me niet verlaten

Uit: Het innerlijk behang  (1950)

me dejaste solo...

 
me dejaste
solo
pero ya te he perdonado

porque que aún estás en algún sitio
esta misma noche, cuando vagaba
por la ciudad, he visto tu silueta
en el cristal de un baño

y ayer te oí reír en el bosque
ya ves, sé que aún estás ahí

hace poco te vi pasar
con otros cuatro en un coche viejo
y aunque fuiste el único que no volvió
la mirada
, supe que eras el único
que me reconoció el único
que no puede vivir sin mí

y sonreí

sabía que no me abandonarías
tal vez vuelvas mañana
o si no al otro, o tal vez nunca

pero abandonarme no puedes

Traducción basada en las cuatro de abajo, del Certamen de Traducción Neerlandés-Español (2013).

me has dejado solo...

  
me has dejado
solo
pero ya te he perdonado

porque que todavía estás en algún sitio
esta misma noche, cuando vagaba
por la ciudad, he visto tu silueta en el cristal
de un cuarto de baño

y ayer te oí reír en el bosque
ya ves, sé que todavía estás ahí

hace poco te vi pasar
con otras cuatro personas en un coche
y aunque fuiste la única que no se volvió
para mirar
, yo sé que fuiste
la única que me reconoció la única
que no puede vivir sin mí

y sonreí

sabía que no me abandonarías
tal vez vuelvas mañana
y si no, pasado mañana, o quién sabe,
                                                       tal vez nunca

pero no puedes abandonarme

Trad. Gonzalo Fernández

me dejaste solo...

 
me dejaste
solo
pero ya te perdoné

porque que aún estás en algún lugar
esta misma noche, cuando vagaba
por la ciudad, vi tu silueta en el cristal
de un cuarto de baño

y ayer te escuché reír en el bosque
ves, sé que todavía estás ahí

hace poco te vi pasar con otras
cuatro personas en un auto antiguo
y aunque tú fuiste la única que
no miró hacia atrás
, supe que tú
fuiste
la única que me reconoció la única
que no puede vivir sin mí

y sonreí

estaba seguro de que no me dejarías
mañana quizás vuelvas
o bien pasado mañana o quién sabe
                                                   tal vez nunca

pero no puedes dejarme

Trad. María Sol Sansiñena Pascual

me dejaste solo...

 
me dejaste
solo
pero ya te perdoné

porque sé que en algún lugar todavía estás
anoche mismo, cuando vagaba por la
ciudad, vi tu silueta en el cristal
de un baño

y en el bosque ayer oí que te reías
¿no ves? sé que todavía estás

hace poco me pasaste de largo
en un auto viejo junto a otros cuatro
y pese a ser tú la única que no se volvió
para mirar
, supe que habías sido
la única en reconocerme la única
que no puede vivir sin mí

y sonreí

estaba seguro de que no me abandonarías
a lo mejor mañana vuelves
o pasado mañana si no o quién sabe nunca

pero abandonarme no puedes

Trad. Gabriela Chiesa

solo me dejaste...

  
solo me dejaste
pero ya te lo he perdonado

porque que en algún lado sigues
esta misma noche, cuando vagaba
por la ciudad, vi tu silueta en el cristal
de un cuarto de baño

y ayer te oí reír en el bosque
¿ves?, sé que todavía sigues ahí

hace poco me adelantaste con cuatro
personas más en un coche viejo
y aunque fuiste el único que no
volvió la mirada
, supe que eras tú
el único que me reconoció el único
que sin mí no sabe vivir

y sonreí

estaba seguro de que no me abandonarías
a lo mejor mañana volverás
o tal vez pasado o, ¿quién sabe?, jamás

pero no podrás abandonarme

Trad. Ronald Brouwer

> Enlace a las traducciones del Certamen de Traducción Neerlandés-Español 2013

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *